917-27-45-14
info@helveticasescueladeescritura.com

BLOG

Reflexiones y otras cosas
24 May 2020

¿Cómo estamos?

 

¿Cómo estamos? Esa es la pregunta que llevamos semanas haciéndonos. ¿Cómo estaremos cuando llegue el momento de salir al exterior de estas burbujas cósmicas en las que se han convertido nuestras casas y nuestras vidas –parece que hay poco margen, estos meses, para diferenciar unas de otras–?

En muchas zonas ya estaréis notando, estos días, los primeros temblores de ese lento movimiento de retorno a la vida.

¿Pero dónde está la vida? ¿Se quedó ahí quieta en torno a la segunda semana de marzo? ¿Es posible retomarla donde la dejamos? ¿O ha seguido por su cuenta, sin contar con nosotras, y nos aguarda ya al filo de junio, en manga corta y lista para el más peculiar de los veranos?

Muchas preguntas, como veis. Imaginamos que lo estáis viviendo igual, o de forma parecida. Desde aquí cruzamos dedos por que la sensación de aturdimiento y debilidad –digámoslo, sí: estamos, tanto de forma individual como social y colectiva, débiles y vulnerables, y reconocerlo debería ser un GRAN PRIMER PASO– no se vea rebasada, demasiado rápido, por las prisas de recuperar el tiempo perdido. Sabemos que es imposible recuperar el tiempo. Lo que se pierde, se pierde y necesariamente ha de ser llorado. Nuestra sociedad encara la elaboración de ese duelo que en muchos casos tiene –tenía– nombres y apellidos concretos, y en otros no. Todas hemos perdido, y eso hay que llorarlo para poder aceptarlo.

Mientras, la primavera se ha inhibido y ha dado paso a un verano repentino y prematuro en nuestras calles. La naturaleza nos recuerda que, como dice Irene Solà en una entrevista sobre su maravillosa novela Canto yo y la montaña baila –una de las mejores cosas que ha tenido este encierro–, la vida puede ser tan cruel e implacable como la muerte. Lo que equivale a decir que todo sigue adelante: en efecto, ha llovido y ha salido el sol, hemos cumplido años dentro de casa mientras teletrabajábamos y nos lavábamos las manos como niñas buenas.

Y ahora parece que llega el momento de poner los pies, al fin, en la calle.

Con toda cautela, con todo el cuidado. ¿Cómo iba a ser, si no?

Nos encantaría saber de vosotras. ¿Cómo lo estáis viviendo? ¿Cómo tenéis los cuerpos y las ganas? Helvéticas sigue aquí, a la escucha y a los teclados. Con los TALLERES DE PRIMAVERA ya en estado avanzado, tejiendo muchas historias y relatos, que son los vuestros. Y leyendo en colectivo, en EL CUARTO DE LEER.

El mes que viene arranca nuestro PLAN DE VERANO, y la rueda seguirá girando… Os enviamos un abrazo y mucho ánimo para estos días.

Estad pendientes… que os vamos contando;-)

Leave a Reply