917-27-45-14
info@helveticasescueladeescritura.com

BLOG

Reflexiones y otras cosas
22 Mar 2018

Hablamos con… Patricia Metola, ilustradora

Patricia-204

Fotografía de Luis Tecedor

Hace algunas semanas os hablábamos de las sesiones de formación que hemos realizado con técnicas de igualdad del Ayuntamiento de Madrid. En la última de ellas tuvimos la suerte de compartir tiempo y espacio con Patricia Metola, ilustradora especializada en literatura infantil.

Las relaciones entre escritura e ilustración son tan prolíficas que actualmente el género del álbum ilustrado (que se caracteriza por jugar a alguna suerte de equilibrio entre ambos) arrasa en las librerías. ¿Qué relación existe entre las palabras y las imágenes? ¿Qué nos aporta, y nos atrae, del dibujo, que muchas nos encaminamos como sonámbulas hasta la sección de literatura infantil de la biblioteca municipal, y allí no dejamos de acariciar los lomos sobre las estanterías? ¿Forman parte las ilustraciones, lo mismo que los textos, de aquellas historias que han sedimentado en nuestro interior, alimentándonos desde que éramos niñas y ayudándonos a ser quienes somos?

De todo esto hemos hablado, con calma, con Patricia Metola (Madrid, 1974), diseñadora gráfica, inicialmente, que trabajó como directora de arte hasta que decidió que lo suyo era ilustrar. Y en ello sigue: deleitándonos con algunos de esos personajes que ya habitan la oficina de Helvéticas.

Cuéntanos qué es para ti la ilustración, Patricia. Háblanos de tu trabajo.

Para mí la ilustración es comunicar, trasmitir una idea; contar una historia, solo que con imágenes en vez de con palabras.

¿Cómo te relacionas con el texto, como ilustradora?

A principio lo uso de base, como una especie de trampolín que me lleva a alguna parte, y desde ahí comienzo a imaginarme la historia. Siempre tienes que conectar de algún modo con lo que has leído, hacerlo tuyo. Y es en ese momento cuando puedes empezar a contar tu mundo, partiendo del mundo de otro.

¿Qué relación dirías que existe entre ambos lenguajes? ¿Qué aporta cada uno?

Siempre hay diferentes lecturas en un libro. Es como si ese libro tuviese varias vidas. Por un lado la que aporta el escritor. Luego llega la del ilustrador. Y al unirlas se produce una nueva, como si de pronto hubiese una tercera persona entre ellos, que nace de juntarse ambas y cuenta algo nuevo. Lo maravilloso sería que los dos lenguajes dejasen suficiente espacio y libertad como para que el lector que reciba ese libro y lo abra pueda hacer propia la narración y crear una nueva vida del libro, única, suya.

Cuando es un texto muy descriptivo es más difícil trabajar con él, porque lo que no se puede es repetir la información sin aportar nada nuevo. Depende siempre del tipo de libro. Hay textos muy sugerentes que permiten ilustraciones más evocadoras. En cualquier caso cada ilustrador tiene su modo y su forma de contar, al igual que los escritores.

¿Cómo trabajas la creación de personajes? ¿Qué importancia tienen para ti?

Es lo primero en lo que me centro. Me gusta imaginar cómo son, cómo se mueven, cómo sienten. Cada vez me interesa más la gestualidad, esas cosas imperceptibles que los hacen únicos. Mi trabajo suele ser bastante minimalista, por lo que casi toda la atención recae en ellos, así que son fundamentales.

p

Ilustración de Telmo no quiere ser niño, de Patricia Metola y Carlo Fabretti, Narval Editores (2011)

 ¿Cómo entiendes tú la literatura para niños y niñas?

No sé si sabría definir la literatura para niños, creo que aquella que se comunica con ellos de modo muy honesto y que logra interesarles realmente. Cada niño es diferente y no existe un único modo de escribir o ilustrar literatura infantil, al igual que tampoco existe un único tipo de lector infantil. Asumimos como algo natural que los intereses de los adultos lectores son muy dispares, ¿por qué muchas veces pensamos que con los niños es distinto? Tengo dos hijos, mi casa está llena de libros, y el modo de leer y las lecturas que escogen desde muy pequeños son completamente diferentes. A veces el mundo adulto se olvida de eso, de entender esa individualidad. El único modo de crear literatura infantil o juvenil es hacer aquello que real y profundamente nos interesa, aquellas preguntas de las que no tenemos respuesta pero que nos emocionan, y lanzarlas al aire a ver qué ocurre. Algunos chicos y chicas las recogerán y las harán suyas. Y otros no.

¿Nos recomendarías alguna ilustradora que te atraiga especialmente? ¿Y algún título LIJ (Literatura Infantil y juvenil) que te guste?

Siempre recomiendo a Isol, no tanto como ilustradora a secas sino como autora integral de libros infantiles. Me entusiasma el modo comprometido que tiene de ver el mundo de los niños y los adultos que les rodean, lo punki que es y el humor y la creatividad que desprenden todas sus obras. Títulos, muchos, Cuentos de ratones, de Arnold Lobel, era mi libro favorito de niña. El siguiente que recuerdo con especial cariño es Konrad, el niño que salió de una lata de conservas, de Christine Nöstlinger. Y ya de adulta descubrí a Roald Dahl, que sin duda es ahora uno de mis autores favoritos: Brujas o La maravillosa medicina de Jorge. De literatura juvenil, una de mis autoras favoritas era Maria Gripe: Elvis o Los escarabajos vuelan al atardecer. Y en álbum ilustrado, voy a nombrar dos títulos muy diferentes, ambos con patos: El pato y la muerte, de Wolf Erlbruch y Tener un patito es útil, de Isol.

¿Cómo es tu rutina de trabajo en un día cualquiera?

Creo que aún estoy intentando encontrar esa rutina estable. Voy a describir una rutina ideal: levantarme, ducharme, preparar un té, ordenar la mesa, los papeles, leer emails, responder y atender el papeleo, cerrar el ordenador y ponerme a trabajar: pintando, leyendo, escribiendo, anotando, pensando…

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Cuando soy capaz de entrar de lleno en lo que hago, y juego y me divierto sin pensar.

¿Y lo que menos?

Cuando pienso demasiado y el censor insoportable que llevo dentro no me deja disfrutar de mi trabajo…

De Patricia Metola os recomendamos… Piara, una historia deliciosa que publicó, con Narval Editores, hace poco más de un año; con texto de Mónica Rodríguez. Y por supuesto, que les echéis un vistazo a su blog y a su instagram.

IMG_0172
Original de Patricia Metola, que ya forma parte de Helvéticas

Leave a Reply