917-27-45-14
info@helveticasescueladeescritura.com

BLOG

Reflexiones y otras cosas
29 Oct 2016

Volver de Cádiz y contarlo

IMG_1429

Ya hemos vuelto de Cádiz. Aunque un pedacito de nosotras sigue allí, suspendido entre los diversos y coloridos rincones del XX Encuentro de Mujeres de Iberoamérica en las Artes Escénicas. Y a pesar de que llevamos toda la semana rumiando, saboreando y contándole al mundo lo que allí hemos vivido, parece difícil (aunque necesario) hacerle justicia por escrito.

El Encuentro de este año, que ha llevado el título de Estética, Ética, Afectividad y Política: Re-imaginando la creación y gestión artística desde los bordes, se ha organizado a partir de distintos grupos de trabajo que habían sido previamente propuestos por las participantes. Sistema de trabajo completamente horizontal, por primera vez; Mariana González, su directora, nos dijo que a pesar del vértigo, sentía que el Encuentro había alcanzado ya la madurez suficiente para abordar esta forma de hacer.

Han sido tres días intensos y maravillosos de trabajo en equipo en torno al eje Creatividad y placer como motor de cambio. Nuestro deseo, al proponer el tema, era en realidad explorar esa idea loca que siempre nos dice, insistente: por el placer a la escritura… Pero una vez allí, el tema se multiplicó y creció. La suerte, como siempre sucede, han sido las otras y los otros que hemos encontrado en el camino. Marta Pazos, directora teatral y responsable de la compañía gallega Voadora. Juanjo Poyg, arteterapeuta especializado en movimiento y trabajo con colectivos con dificultades especiales. Cristina Canudas, actriz, y Laura R. Pacas, también actriz; ambas responsables de la compañía madrileña Teatro del Dónde. Piermario Salerno, actor especializado en teatro de movimiento. Y por nuestro lado, también, han pasado personas como Inma Díaz Gavira, Jana Pacheco, María Rosa Hidalgo, May Serrano, Romina Memoli, Margarita Borja, Lola GarcíaMercede Figueroa

¿Sabéis cómo es esa sensación de no poder dejar de crear, de que las palabras y las imágenes fluyen sin detenerse de unas a otros, y cuando vuelven a ti lo hacen diferentes, cambiadas, mejores? Hemos subido y bajado escaleras sin zapatos, hemos desayunado uvas, nos hemos disfrazado de Frida Kahlo para el pasacalles reivindicativo que pateó el centro de Cádiz reclamando la paz en Colombia (Todas somos Frida). Hemos trasnochado mucho. Incluso tratamos de bailar salsa (sin demasiado éxito, también es verdad…). Vimos bastante teatro, buen teatro (ojo a los montajes Del manantial del corazón, de las mexicanas Saas Tun, y Made in Salvador, de Teatro del Azoro, que por cierto viene a Madrid este próximo mes…). Nos mojamos mucho bajo la lluvia. Perseguimos autobuses para poder volver al hotel. Perdimos las tarjetas de las habitaciones, o las estropeamos, de manera esforzada y continua. Nos destrozamos los ojos a base de horas y horas de lentillas. Transformamos el espacio, y el tiempo. Rebuscamos y hurgamos en nuestra cultura del dolor (ya que descubrimos que el sufrimiento es nuestra salsa; la salsa, al menos, de nuestra cultura) y le sonreímos al trabajo con mimo, con cuidado. Al placer en lo micro, en el día a día a pesar de todo… y de todos. Acariciamos a nuestro monstruo (ese que chilla, y gruñe, si no le damos de comer), e invitamos a las otras a hacer lo mismo. Nos detuvimos y respiramos, y en el ínterin nos dedicamos una caricia suave, gustosa. Quizá el mundo no haya dado un gran paso; nosotras y nosotros, quienes allí estuvimos, sí.

Como cierre del Encuentro, tuvimos que plantear un reto para llevarnos a casa, a nuestros respectivos espacios y al mundo. Hemos creado un grupo, lo cual no es poca cosa; un grupo que tiene vocación de seguir comunicando, respirando y acariciándose de vez en cuando. Y nos llevamos un compromiso: el de la acción placentera, la creación gozosa y cotidiana…

Llevamos cinco días medio zombis, por las calles de Madrid. Tratando de explicar lo que nos ha pasado. ¿Y qué ha sido? ¿Cómo estamos? Pues así, esto, medio aturulladas… Que nos hemos encontrado, y estábamos en las mismas, o parecidas… Y ha sido tan bonito, que hasta nos cuesta decirlo. Gracias.

Si queréis ver más de lo que allí pasó, os regalamos estas imágenes…

 

IMG_1360

IMG_1362

IMG_1363

IMG_1366

IMG_1368

IMG_1417

IMG_1423

IMG_1424

IMG_1427

IMG_1430

IMG_1435

IMG_1436

IMG_1437

IMG_1461

IMG_1444

IMG_1433

IMG_1448

IMG_1445

IMG_1446

IMG_1451

IMG_1466

Leave a Reply